Psicólogo Alcalá de Henares - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcaladehenares@gmail.com

Cómo controlar la ira

Cómo controlar la ira

Bien sabemos que todo ser humano se enoja, tienen momentos de tensión y reacciona de una forma abrupta y muchas veces violenta. Estos casos más violentos pueden llamarse ira,  y no todos sabemos cómo controlarla. Te aconsejamos los pasos esenciales para controlar la ira y evitarte daños y evitar daños a terceros.

La ira no es buena, ni para quien la vive, ni para aquellos alrededor, este estado emocional puede provocar problemas mayores que podrían ser físicos pero sobre todo psicológicos.

como controlar la ira

Técnicas para controlar la ira

Existen muchas técnicas para controlar la ira, algunas son muy sencillas y otras más complejas, pero todas nos ayudan a tranquilizar ese momento de furia si se tiene y a prevenirlo para que no ocurra.

Relajación para controlar la ira

Respirar profundo puede parecer banal, pero es la primera técnica para controlar la ira, respira varias veces mientras tienes los ojos cerrados, respire como si la respiración subiera desde su estómago.

Repita una frase o palabra que le tranquilice, como “tómalo con calma”, “no pasa nada”, “cálmate”, y repítela mientras estas respirando profundamente.

Cierra los ojos y utiliza tu imaginación, refleja en tu mente una experiencia relajante o imagínate en un espacio tranquilo en silencio.

Practica yoga para relajar tus músculos.

Mirando desde el punto de vista psicológico también hay técnicas para controlar la ira

Reestructuración  cognitiva: Cuando una persona está enojada tienda a hablar mal, maldecir, insultar e utilizar tonos y frases subidas de tono que reflejan cómo se sienten, esto hay que cambiarlo, modificar la forma en la que se piensa. Mirar las situaciones desde un punto de vista más optimista y no derrotista, no todo está perdido. Para cada problema hay una solución, y dramatizar y exasperarse no es una.

Utilizar estos términos humillan y denigran a quien se les dice y deja un mal sabor a quien lo dice. Podrías arrepentirse de tus palabras, y sobre todo de aquellas en las que utilizamos “siempre”, “nunca”, “jamás”, son palabras que dichas con ira dejan una huella que luego será difícil de borrar.

Resolver problemas: La ira en muchos casos es normal, es la respuesta del cuerpo y del sistema psicológico. Una de las formas de controlar la ira en este caso es relajarse, y trazar un plan con claridad de como resolverá el problema, si en su momento no tiene solución, hacerse la idea de que se trabaja en ello para que se resuelva. Planifíquese y si cree que no podrá calmarse y la sensación de ira aumenta visite a un especialista que le proveerá las herramientas necesarias para que se sienta mejor.

Comunicación: Cuando una persona no puede controlar la ira tiende a sacar conclusiones y actuar a través de ellas. Cálmese y no diga lo primero que le llega a la mente. Escuche y piense con calma, no reaccione ante las palabras de la otra persona, piense y luego actué, evite una situación desastrosa e irreparable.

Su entorno: Muchas veces lo que nos rodea es lo que nos causa ira, irritación, molestia, etc.

Cambie de ambiente y si por alguna razón no puede, retírese por ratos de ese lugar, hasta que la situación este más calmada, tenga tiempo para usted, para respirar y pensar las cosas con calma, encuentre el momento oportuno para hablar con esa persona con la que está molesto, no lleve la conversación a los gritos, hable calmado y pausado.

Evite a toda costa aquello que le produce ira, lugares, personas, situaciones, evítese los malos ratos y busque alternativas otras rutas, frecuentar otras personas, cambiar situaciones por otras.

Y sobre todo sonría y no se toma la vida tan a pecho. El mundo está hecho de momentos y los mejores hay que saberlos disfrutar y los peores manejar para poder valorar los buenos.

Visite los psicólogos de Alcalá de Henares si necesita ayuda para controlar la ira, nuestros especialistas le ofrecerán las mejores técnicas y métodos.

 

Leave a comment

Your email address will not be published.