Psicólogos en Alcalá de Henares - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcaladehenares@gmail.com

8 pasos para potenciar la creatividad

8 pasos para potenciar la creatividad

La creatividad no es una cualidad exclusiva al alcance sólo de unas pocas personas, sino una habilidad común en el ser humano. Lo que ocurre es que no todo el mundo la potencia de la manera adecuada, algo que es necesario para que pueda brillar y destacar.

Comprobar que somos capaces de crear algo nuevo y diferente es una experiencia que enriquece en muchos aspectos, y aprender a explotar la creatividad no es una tarea complicada. Con conciencia, paciencia y dedicación, y tratando de seguir los siguientes consejos que vamos a dar, se puede comprobar que las ideas empiezan a fluir. Pero para ello es necesario apartar las exigencias, las expectativas y las presiones, ya que la creatividad es algo que se tiene que disfrutar dejándola fluir.

Sentir la pasión necesaria
Si nos dedicamos a algo es por un motivo, y por tanto nos tiene que gustar y emocionar. Debemos recordar qué es lo que nos motiva, confiar en nosotros mismos, escucharnos y elegir el momento adecuado para llevarlo a cabo.

Contar con un espacio apropiado
Es necesario disponer de un espacio ordenado a nuestro gusto, un pequeño rincón en el cual contemos con todo lo necesario y que hagamos nuestro. Tenemos que ver este espacio como algo propio.

Observar y profundizar
La mejor herramienta para inspirarnos creativamente es la observación. Podemos observar la naturaleza en el campo, o la gente que pasa por un lugar público. Las personas que desarrollan su creatividad adecuadamente se fijan en aquello que nunca suele llamar la atención de otros. Y después de haber observado, profundizar en eso que nos ha atraído.

Salir de la zona de confort
Hay que intentar experimentar y buscar la originalidad fuera de nuestros límites siempre que sea posible. Dentro de nuestra zona de confort nunca surge nada, ya que es algo que se mantiene inalterable. Las nuevas ideas pueden aparecer en esas situaciones a las que no estamos acostumbrados, y tenemos que poder ver las cosas desde otra perspectiva viajando, acudiendo a lugares que no son habituales o escuchando música diferente. Se trata de abrir la mente a lo diferente, interiorizarlo y establecer la conexión necesaria con nosotros mismos.

Centrarnos en lo que hacemos
La inspiración no surge “porque sí”. Cuanto más metidos estemos en ello, más posibilidades habrá de que se active ese interruptor cuando menos lo esperamos. Picasso decía “que la inspiración te pille trabajando”, así que cuanto más metidos estemos en el trabajo más probable será que se nos ocurran ideas nuevas.

No tener miedo a fijarse en los demás
No hay nadie que nazca sabiendo, y nunca viene mal buscar la inspiración en trabajos de alguien que admiramos. No se trata de copiar, sino de aprender de los mejores, buscar ideas, tomar apuntes y referencias, e inspiraciones que además de darle forma a nuestra idea nos abran opciones y caminos diferentes.

Despejar los bloqueos
Si nos quedamos atascados en un momento concreto, nada de pensar en rendirnos o caer en la frustración. Hay que tomarse un descanso y hacer ejercicio, pasear o leer para desconectar durante un rato y dejar que nuestra mente se tome un respiro. La mente también necesita descanso, y si nos obsesionamos será mucho más difícil dar con la solución.

Compartir
Aunque la creatividad es algo propio y el proceso es para nosotros mismos, muy a menudo es necesario expresar, comunicar y compartir lo que hacemos. No tenemos que tener miedo de lo que los demás puedan decir, y atrevernos a exponer nuestras creaciones. Las críticas, incluso las negativas, ayudan a mejorar y progresar. Pero lo importante es sentir que nos expresamos. Hay que tener paciencia, no venirse abajo, explorar y, sobre todo, no obsesionarnos con el éxito ni temer al fracaso.

Leave a comment

Your email address will not be published.