Psicólogos en Alcalá de Henares - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcaladehenares@gmail.com

Complejo de superioridad: ocultando la inseguridad

Complejo de superioridad: ocultando la inseguridad

Hay personas que son decididas, muestran seguridad y tienen confianza en sí mismas. Y hay personas que miran a todo el mundo por encima del hombro y se comportan con arrogancia. En el segundo de los casos, suele ser porque sufren uno de los trastornos de la personalidad más problemáticos, y este trastorno es el complejo de superioridad.

Este complejo suele ser difícil de identificar, pues no siempre es fácil encontrar el límite entre la decisión y la firmeza, y este complejo. Aunque se podría determinar ese límite teniendo en cuenta el nivel de educación y de arrogancia de la persona.

Quienes sufren complejo de superioridad suelen ser prepotentes, déspotas y arrogantes, llegando a la agresividad. Pero ese desprecio con el que no sólo miran sino también tratan al resto es una máscara que oculta una realidad: su alto nivel de inseguridad, su sensación de inferioridad y sus temores. Porque lo paradójico es que el complejo de superioridad no es ni más ni menos que un complejo de inferioridad, en el cual la diferencia es la reacción ante esa inferioridad que sienten.

En ocasiones las personas que padecen este complejo han tenido una infancia traumática en las que continuamente les hacían creer que no tenían ninguna valía, y en lugar de hundirse lo que hacían era meterse en una especie de competición con el universo entero para demostrar lo que valen. El problema es que al demostrarlo, se les olvida hacerlo ante quien más lo deberían hacer: ante sí mismas, porque en su interior siguen creyendo que aquella falta de valía que les recordaban constantemente en su infancia es real.

Qué se esconde tras el complejo de superioridad
Inferioridad e inseguridad son las palabras en las que hay que pensar para poder entender este complejo. cuando una persona se cree mejor y se cree que es más que el resto, tiene el mismo tipo de desorden emocional que las que se consideran inferiores.

Y la diferencia, como se ha comentado antes, es la manera en que reacciona el sujeto. La arrogancia, el desprecio a otros, el egocentrismo, la vanidad, el despotismo, la prepotencia… es la manera en que tratan de compensar la insatisfacción que sienten consigo mismas, la frustración, la sensación de inferioridad y la inseguridad.

Por tanto, considerando que el complejo de superioridad es un complejo de inferioridad manifestado de manera diferente, la manera de tratarlo es la misma que en el complejo de inferioridad. Es necesaria la terapia enfocada a mejorar la autoestima no con el fin de sobrevalorarse, sino para saber valorarse tal como uno es, aceptar tanto sus fortalezas como sus defectos, y verse a uno mismo desde una perspectiva realista.

Leave a comment

Your email address will not be published.