Psicólogos en Alcalá de Henares - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcaladehenares@gmail.com

La Distimia, esa depresión tan particular

La Distimia, esa depresión tan particular

Dentro de los trastornos de tipo depresivo, existe uno que no es tan conocido para la mayoría de las personas ya que aunque comienza tempranamente, suele pasar desapercibido y puede tener consecuencias muy negativas en la vida de quienes lo padecen porque, además, se vuelve crónico.

Se trata de la Distimia. Este concepto se introdujo en el año 1980 por parte de la Asociación Norteamericana de Psiquiatría para definir a una sintomatología de tipo afectivo que, aunque es de bajo grado, se da con mucha frecuencia aunque debido a esa facilidad para pasar desapercibida muchas de las personas que lo padecen no llevan a cabo ningún tratamiento.

La principal característica de la Distimia es un estado constante de desánimo y tristeza que se da casi cada día, la mayor parte del día, y durante un periodo de al menos dos años. Además, se presentan dos o más de los síntomas que vamos a describir a continuación, aunque de manera moderada (lo que no quiere decir que la Distimia sea un trastorno leve):

  • Voracidad o poco apetito.
  • Hipersomnia o insomnio.
  • Sensación de fatiga o de tener poca energía.
  • Autoestima baja.
  • Falta de capacidad para tomar decisiones o concentrarse.
  • Sentimientos de desesperanza.

La capacidad de pasar desapercibido que ya se ha mencionado en un par de ocasiones viene dada por el hecho de que el 70 u 80% de los casos de Distimia comienzan o bien en la infancia o en la adolescencia, y al tener el trastorno una duración de un par de años o más la persona afectada afirma que esa es su forma de ser y que siempre fue así, cosa que se corrobora pro parte del entorno familiar. Así, al considerarse parte de la personalidad de la persona afectada, no se consulta y por lo tanto no se trata.

Para el tratamiento de la Distimia, dejando de lado los fármacos, se lleva a cabo mediante terapia psicológica. Entre las técnicas utilizadas se encuentran las siguientes:

  • Terapia cognitiva: Se orienta a aportarle al paciente las herramientas necesarias para poder enfrentarse a las necesidades del día a día y plantar cara a los sentimientos y pensamientos negativos que tiene el sujeto acerca de sí mismo, su entorno o su futuro.
  • Terapia conductual: Esta está dirigida a incrementar la actividad del sujeto para que tenga experiencias que sean satisfactorias, y así su independencia y autoestima mejoren. Con el fin de controlar el estrés también se utilizan técnicas de relajación.
  • Psicoanálisis: Se utiliza como método de autodescubrimiento. Esto se lleva a cabo explorando los traumas que hayan provocado la aparición de la Distimia, que suelen estar originados en relaciones de las primeras épocas de la vida del paciente.

El tratamiento de la Distimia suele incluir fármacos que son supervisados médicamente, principalmente antidepresivos. En ciertos casos, el paciente puede tener que tomarlos durante toda la vida.

Leave a comment

Your email address will not be published.