Psicólogos en Alcalá de Henares - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcaladehenares@gmail.com

El enamoramiento y el amor son cosas diferentes

El enamoramiento y el amor son cosas diferentes

En su libro “El Arte de Amar”, Erich Fromm explica que el enamoramiento y el amor son cosas diferentes. Para muchos esto es algo obvio, para otros no hay tantas diferencias y para otros muchos el primero es el paso inicial para el segundo.

Una persona se enamora cuando, al conocer a una por quien se siente atraída, echa abajo todas esas barreras que mantiene ante los demás, cuando comparte sus pensamientos y sentimientos íntimos con ese alguien y siente que por fin ha encontrado a una persona con la que conecta.

Esa sensación hace que sintamos un enorme placer y cambie la química de nuestro cuerpo, donde se liberan endorfinas que nos hacen sentir felices y con buen humor todo el día. Cuando nos enamoramos, la otra persona nos parece perfecta, maravillosa y sin ningún defecto.

Y esa es precisamente la diferencia entre enamorarnos y amar.

Por que cuando dejamos de estar enamorados es cuando comenzamos a amar. Amar implica conocer a nuestra pareja, tanto con sus virtudes como con sus defectos, y ser capaces de ver las ventajas e inconvenientes, los aspectos buenos y los aspectos malos, de la relación.

Esto no significa que no sea bueno enamorarse, pues es algo maravilloso. Pero es sólo el comienzo. Hay personas que tienen adicción a estar enamoradas y cuando esa magia inicial desaparece, cuando ven los defectos del otro y se dan cuenta de que no es alguien perfecto, rompen la relación.

Pero el amor verdadero no es amor ciego. Cuando de verdad se ama, se puede no sólo ver los defectos, sino aceptarlos y ayudar a la pareja a superar aquello en lo que falla, y al mismo tiempo la otra persona hace lo mismo por nosotros. Porque la base del verdadero amor es la realidad, y no cuentos de caballeros y princesas. Nadie es perfecto, todo el mundo discute (incluso las almas gemelas) y tienen diferencias. Amar es encontrar el equilibrio entre lo bueno y lo malo de la otra persona y aceptarla. Y es además una decisión consciente, por mucho que haya tantas personas que aseguran que no pudieron evitar enamorarse.

No se trata ni de algo que ha provocado una fuerza superior, ni de magia, ni de suerte. Se puede admirar enormemente a alguien y desear tener una relación, pero no amarlo. El amor nace y crece cuando se comparte, se tienen sueños e intereses en común, se da y se recibe, se convive. También se puede amar sin ser correspondido. Pero el amor verdadero es una situación recíproca en la que se da tanto como se recibe.

Las conclusiones son:

  • Amar y enamorarse no son lo mismo.
  • Cada uno decide a quién ama.
  • No se puede amar a una persona que no nos ame.
  • La base del amor es la realidad.
  • Por mucho que lo digan, el amor no es ciego.
  • Aunque la realidad sea la base del amor, también se pueden hacer realidad los sueños.

Por eso debemos buscar cómo encontrar a esa persona de nuestros sueños. Hay una frase muy cierta, que dice que “Empezamos a amar no cuando encontramos una persona perfecta, sino cuando aprendemos a ver perfectamente una persona imperfecta”.

Leave a comment

Your email address will not be published.