Psicólogos en Alcalá de Henares - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcaladehenares@gmail.com

Las migrañas según Freud

Las migrañas según Freud

Freud, el padre del psicoanálisis, padeció fuertes jaquecas durante tuda su vida, y eso le llevó a desarrollar una teoría sobre las migrañas y, en general, el dolor. Un ejemplo de estos episodios repetitivos de cefaleas que padeció (especialmente entre los años 1880 y 1900) es descrito por el propio Freud en una carta que envió a su esposa Martha Bernays:


“He sufrido una migraña, el tercer ataque de esta semana, aunque por lo demás he estado fenomenal de salud. (…………) Sospecho que la salsa tártara que tomé para comer me sentó mal. Consumí algo de cocaína, esperé a que la migraña se fuese de una vez y fui a escribir mi artículo y la carta, pero me sentía tan molesto que tuve que seguir trabajando y escribiendo, y no pude irme a dormir hasta las cuatro de la mañana”


En un estudio acerca del tema que fue publicado en el año 1996 en la revista Cephalgia, se matiza que Freud siempre describió aquellos ataques como migrañas, aunque al no existir una descripción detallada de los síntomas resulta complicado poder verificar el diagnóstico. Pero de lo que no hay duda es de las molestias que padecía Freud, que en ocasiones le imposibilitaban ponerse a trabajar, y en otros momentos eran la razón para trabajar de manera compulsiva.

El desencadenante de los ataques de migrañas o cefaleas que padecía Freud era el cambio en el tiempo o el estrés, con síntomas de tipo neurológico previos como el Lapsus Linguae o errores al hablar, y para aliviarlos Freud tomaba aspirinas, un analgésico llamado Piramidona, o consumía cocaína. Freud llegó incluso a someterse a una dolorosa intervención para cauterizar su mucosa nasal.

Las teorías de Freud acerca de las migrañas
Aunque se conoce más a Freud por el psicoanálisis, el médico vienés era también neurólogo y fruto de sus trabajos en dicho campo desarrolló su extensa teoría sobre la migraña y el dolor conocida como “Neurosis Refleja Nasal”, una neurosis cuyas causas eran orgánicas. Esta teoría, que entre los años 1850 y 1900 fue muy bien acogida, explicaba diferentes trastornos de tipo funcional cuyos motivos eran nasales.

Pero posteriormente Freud abandonó esta explicación en el año 1896, cuando desarrolló su segundo tratado referente a las migrañas, ya que había observado ciertos aspectos sexuales relacionados con las jaquecas al comprobar la influencia en ellas que tenía la menstruación de la mujer, el embarazo o el género sexual. Eso le llevó a considerar la migraña como “un efecto tóxico producido por una sustancia estimulante sexual cuando ésta no encuentra suficientes vías de escape”.

Según Freud, esta sustancia estimulante sexual, en su búsqueda de vía de escape, produciría una irritación en las meninges, aunque el psicoanalista no descartaba que también los músculos de los vasos sanguíneos cerebrales se vieran afectados. El artículo de Cephalgia resume que, de esta manera, “Freud se anticipaba a la importancia de los mecanismos vasculares y neurológicos en el origen de la migraña, que más tarde se han visto avalados por los trabajos experimentales”.

Inerpretación interesada
Lo que el padre del psicoanálisis descartaba era que las jaquecas pudieran tener una explicación genética, aunque los autores del estudio, dirigidos por el neurólogo Andreas Karwautz, creen que la interpretación que hacía Freud era más bien interesada. Según Karwautz y su equipo, para Freud el hecho de ser algo genético y, por tanto, heredable, constituía un mal pronóstico, de manera que rechazar razones genéticas mejoraría el pronóstico y permitiría tener esperanza en lugar de ansiedad y miedo a la muerte.

Para los autores del estudio, algunas de aquellas ideas y conceptos de Freud como el rechazo de factores genéticos, la exagerada interpretación de la migraña como trastorno de tipo psicológico o la neurosis refleja nasal, se deben considerar interesantes históricamente pero anticuadas, mientras que otras como la importancia de los aspectos de tipo psicosocial o los aspectos narcisistas del dolor se deben considerar en la investigación actual de las cefaleas un aspecto integral.

Leave a comment

Your email address will not be published.