Psicólogo Alcalá de Henares - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcaladehenares@gmail.com

Cambios que produce el frío en nuestro comportamiento

Cambios que produce el frío en nuestro comportamiento

Nadie puede negar que el tiempo es una de las cosas de las que más hablamos las personas, ¿verdad?. Y especialmente en estos últimos días, con las bajadas notables de temperatura que se han producido y las nevadas que han causado diferentes problemas. Pues las condiciones extremas de frío (calor) y los cambios drásticos tienen efectos no sólo físicos sino también mentales y de comportamiento.

Nuestro cuerpo se mantiene ajeno a los efectos del exterior. A veces agradables, otras perjudiciales, toda transformación en sus funciones puede atribuirse al clima. Pero tanto el frío como el calor provocan diferentes manifestaciones en nuestro organismo. Y según una serie de estudios, cuando el tiempo es más “loco” no sólo provoca conversaciones al respecto en todas partes, sino también cambios en nuestro organismo que afectan a nuestra conducta, malestar o bienestar.

Dormimos mejor con temperaturas más bajas
Cuando el ambiente se encuentra más “refrigerado” nuestros sueños son más placenteros según la estudiosa de la Fundación Nacional del Sueño Natalie Dautovich. Para ella, la temperatura ideal para dormir se encuentra entre los 16 y los 20 grados. Dautovich afirma que esto ocurre porque cuando la temperatura corporal baja, nuestro cerebro se prepara para dormir.

Clima extremo = problemas psicológicos
En los lugares en los que la meteorología extrema es más intensa y se dan fenómenos como inundaciones o huracanes, las personas tienen más riesgo de desarrollar trastornos mentales. Esto es así porque los fenómenos meteorológicos extremos someten a las personas a un estrés que les puede dejar secuelas psicológicas durante más tiempo, según un informe sobre el clima desarrollado por la Fundación Vida Silvestre. En el informe se indica que el número de personas que podrían padecer ansiedad por los efectos del cambio climático es de unos 200 millones.

La salud mental se ve afectada por el invierno
Ya hemos hablado anteriormente del trastorno afectivo estacional o “depresión invernal”, cuyos efectos se ven incrementados durante el invierno debido a la menor duración de los días y el aumento de horas de oscuridad. Según los especialistas, más de 10 millones de personas padecen este trastorno, y la directora asociada del Centro de Depresión de la Universidad de Michigan y profesora de psiquiatría Michelle Riba recomienda que todas aquellas personas que muestran un patrón regular de aflicción, ansiedad o tristeza durante estos meses necesitan tratar la depresión que se encuentra debajo.

Temperaturas más gélidas, menos alegría
Se ha demostrado en diferentes estudios que los climas más moderados provocan un mejor estado anímico en las personas. Por eso las personas son más felices en aquellos lugares en los que los inviernos son más cálidos que en otros. Cuando las temperaturas son menos extremas hay más oportunidades para hacer cosas al aire libre.

Las enfermedades de los meses fríos
Con el invierno nuestro sistema inmunológico se ve más expuesto (sobre todo en las personas mayores y los niños). La respuesta defensiva de las mucosas respiratorias, que son la entrada principal de los agentes infecciosos, se ve debilitada, y por ello es más fácil desarrollar enfermedades. Esto, obviamente, afecta a nuestra salud mental ya que provoca cambios en nuestro estado de ánimo, nuestro humor y nuestra actitud y comportamiento.

Leave a comment

Your email address will not be published.