Psicólogo Alcalá de Henares - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcaladehenares@gmail.com

7 emociones positivas comunes en todas las personas

7 emociones positivas comunes en todas las personas

Durante la vida se experimentan multitud de emociones. Algunas de ellas son positivas, otras tienen connotaciones más negativas, y esa diferencia no hace que unas sean mejores y otras peores pues todas son necesarias para nuestro desarrollo como personas. Pero eso no significa que no haya unas que nos hacen sentir bien y otras nos provoquen malestar.

Algo obvio es que todos preferimos las emociones positivas. Son las que nos dan fuerzas para seguir adelante, nos ayudan a solucionar rápidamente los problemas y nos hacen sentir que podemos con cualquier cosa, dado que experimentar esta clase de emociones nos ayuda a tener seguridad en nosotros mismos, aprender, sentirnos satisfechos y desarrollar nuestras habilidades.

Emociones positivas
Muchas de las emociones positivas son adaptativas y necesarias para la propia supervivencia. Y hay 7 de ellas que pueden considerarse como las que nos hacen sentir una mayor satisfacción, haciéndonos sentir bien y aportándonos fuerza.

  1. Alegría. Una de las primeras emociones positivas que se nos puede venir a la cabeza cuando hablamos de ellas suele ser la alegría, una emoción que surge con experiencias agradables o en compañía de personas a las que se aprecia. La alegría tiene mucha importancia, y por ello si llevamos mucho tiempo sin sentirla es recomendable pensar en algo agradable para que la alegría venga y pueda motivarnos y estimularnos.
  2. Esperanza. Esta es una emoción positiva que aparece en circunstancias negativas, cosa que no ocurre por ejemplo con la alegría (nadie se siente alegre en una situación desagradable). Tener esperanza es importante cuando las cosas van mal, pues nos aporta la iluminación necesaria para mantener la motivación.
  3. Diversión. La alegría, como hemos dicho, tiene mucha importancia, y la diversión puede desembocar en alegría. Conocemos el dicho que afirma que la risa es una de las mejores medicinas, y divertirnos no sólo nos hace reír, sino que aleja la depresión y la tristeza. Además, divertirnos hace que veamos las cosas desde otra perspectiva.
  4. Ternura. Entre las emociones positivas, no podía faltar la ternura. Además de mover nuestra vida, nos aporta felicidad y la sensación de que podemos ser capaces de todo. La ternura abarca diferentes emociones positivas, y hace que aumente el nivel de hormonas que incrementan nuestra felicidad.
  5. Orgullo. Aunque en ocasiones se la asocia a comportamientos negativos, se trata de una emoción positiva. Porque el orgullo no es el narcisismo, la soberbia o la prepotencia, sino una emoción que nos hace ser conscientes de lo que hemos logrado con nuestro esfuerzo y que tengamos confianza en nosotros mismos. El orgullo hace que valoremos como tenemos que hacerlo.
  6. Interés. No menos importante es esta emoción de tipo positivo. El interés nos lleva a sentirnos curiosos y fascinados, y nos ayuda a querer aprender. Y la inspiración que genera hace que seamos creativos y mantengamos la mente despierta.
  7. Amor. Es, probablemente, junto a la alegría la primera emoción que se nos viene a la cabeza al pensar en emociones positivas. El amor abarca todas ellas, y provoca en el cuerpo de la persona un incremento en los niveles de oxitocina y progesterona que nos aporta bienestar y nos libera del estrés. Eso la convierte en una de las emociones positivas más necesarias para nuestra salud y nuestra calidad de vida.

Leave a comment

Your email address will not be published.