Psicólogo Alcalá de Henares - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcaladehenares@gmail.com

Celos normales, celos obsesivos, y sus causas

Celos normales, celos obsesivos, y sus causas

Los celos son una emoción bastante compleja dentro de la cual se engloban diferentes emociones como la humillación, la agresividad, el miedo al abandono, la tristeza o la rabia. Surgen cuando se siente que la relación se ve amenazada por una tercera persona, y afecta tanto a hombres como a mujeres.

Sufrir celos en un grado moderado se puede considerar normal en las personas maduras a nivel emocional. Todo el que haya amado alguna vez es posible que los haya sufrido y, aunque no sólo se da en las parejas (por ejemplo, entre hermanos o relacionados con la amistad también se dan), cuando se habla de celos normalmente se hace pensando en las relaciones sentimentales. Se sienten celos cuando se teme que alguien especial para nosotros pueda preferir sustituirnos en sus sentimientos por otra, y al mismo tiempo nos pueden hacer recapacitar sobre la importancia que tiene la relación para nosotros y no olvidar que tenemos que cuidarla.

Los celos “normales” y los celos obsesivos
Las personas que tienen la clase de celos que pueden considerarse normales, sólo los sienten cuando tienen ante sí una prueba concluyente y sólida. Cuando las sospechas o acusaciones no tienen fundamento, simplemente las ignoran, y no además de tener el control de la situación en todo momento, racionalizando y dominando la ansiedad que puedan sentir.

En cambio, las personas que tienen celos de tipo obsesivo son capaces de crear las evidencias en su propia mente sin que tengan por qué ser ciertas. Y cuando tienen ante sí pruebas que les contradicen, continúan siendo inflexibles y pensando que su pareja realmente tiene alguna aventura. De hecho, muchas de estas personas se dan cuenta de que estas sospechas no tienen ningún fundamento pero, aún así, continúan teniendo esos pensamientos obsesivos y esos celos infundados. Las consecuencias son el empezar a controlar los correos electrónicos y mensajes en el móvil de su pareja, miran lo que tiene en sus cajones y bolsillos, e incluso comprueban la ropa de cama y los medicamentos que toman.

En los casos extremos, llegan incluso a espiar a la pareja cuando sale de casa o contratan detectives privados parea hacerlo.

Causas de los celos obsesivos
Las principales causas de este problema suelen ser la dependencia, la inseguridad y la baja autoestima, que generan una enorme ansiedad e incluso pueden provocar actitudes agresivas. Además, al darse poco valor a sí mismas, las personas celosas pueden temer que su pareja se fije en cualquier otra persona. Esa inseguridad es lo que también provoca desconfianza hacia la otra persona.

Los celos obsesivos o patológicos no suelen darse “en solitario”, y generalmente coexisten con otros trastornos. Las personas que son dependientes suelen ser propensas a padecerlos, y las que tienen trastornos límites o paranoides son más susceptibles a ellos. También suele darse el consumo de alcohol o sustancias tóxicas, si no como causa sí como una consecuencia de estos celos.

Leave a comment

Your email address will not be published.