Psicólogo Alcalá de Henares - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcaladehenares@gmail.com

Los cambios emocionales que se producen durante el embarazo

Los cambios emocionales que se producen durante el embarazo

Existen muchas mujeres que, cuando están embarazadas, lo viven de una manera que no es la que ellas esperaban, que no se ajusta a los sentimientos que imaginaban que iban a tener. En ocasiones se trata de una tristeza o enfado, en otras es miedo y ansiedad, pero sea cual sea el caso provoca un malestar que puede paliarse o superarse con la ayuda de la terapia.

Generalmente cuando se imagina el embarazo, se ve como un evento de máxima felicidad, como una situación idílica. Esto es por las expectativas que crea, la manera en que se ve desde el punto de vista social, o por la experiencia de personas cercanas que ya han pasado por ello. Y cuando la realidad nos parece diferente, genera una gran inquietud.

Aunque cada persona es diferente, existen elementos en común en los relatos de personas que han vivido un embarazo, y al mismo tiempo muchas diferencias entre ellos. Cada experiencia, cada visión tanto de la gestación como del parto y la crianza del bebé son diferentes y siempre dependen de diferentes factores psicológicos como pueden ser las habilidades de cada persona, sus recursos personales y su estado emocional. El aspecto físico, como la progresión de la gestación y del propio bebé, también juegan un papel importante, así como los factores sociales y culturales, y la relación con las personas cercanas.

Las hormonas que entran en juego para asegurar el crecimiento del bebé (progesterona, prolactina, oxitocina, estrógenos…) también juegan un papel importante en la preparación psicológica de la futura madre. Y estos cambios pueden provocar cambios de humor, por lo que no es extraño que durante el día haya ocasiones en las que la mujer embarazada se sienta más sensible a todo lo que le rodea, y alterne entre la emoción por cualquier cosa al disgusto por otras.

Esta adaptación psicológica no se produce de un día para otro, sino que se desarrolla de manera gradual.

No hay que ser ningún experto para saber que durante el embarazo el cuerpo de una mujer sufre muchos cambios físicos en un periodo corto de tiempo. Y eso es lo que hace que la relación con el propio cuerpo pueda varíe de una manera considerable. Esto se mezcla también con imágenes pasadas y fantasías sobre la propia imagen, cosa que es necesario modificar. Daniel Stern, psicólogo y psiquiatra, define el embarazo como la preparación hacia una nueva identidad, que es precisamente la de madre. Y esto hace que la mujer tenga momentos en los que redefine y reconsidera ciertos interrogantes, como si será capaz de cuidar al bebé o qué clase de madre quiere ser.

Entonces, aparecen pensamientos, recuerdos y afectos que estaban en la mente de la futura madre y que necesita no sólo recrear, sino también revisar para adaptarse al nuevo papel que le toca cumplir. Esto puede darse en ocasiones de una manera subliminal en forma de ensoñaciones, pesadillas o sueños nocturnos. Así, el embarazo es también una etapa para reflexionar en la que se revisan los vínculos y se crea la imagen tanto de sí misma como de los diferentes modelos que ha conocido sobre cómo ser madre.

Finalmente, una inquietud muy habitual es la relacionada con el momento en que nacerá el bebé, especialmente si se trata del primer embarazo o si se ha tenido una experiencia poco satisfactoria anterior. Es posible que esta inquietud no se note durante los primeros meses, pero según pasa el tiempo el pensamiento sobre el parto surge con más intensidad. Tener inquietud es normal, y es fundamental que contemos con la ayuda de especialistas en los que confiemos que sepan entender nuestras preferencias y deseos acerca del parto y que puedan resolver nuestras dudas.

Y si esas dudas e inquietud nos generan miedo, ansiedad o malestar, la terapia emocional nos ayudará a conocer y entender el origen de ese miedo y hacerle frente, preparándonos para el momento del parto.

Leave a comment

Your email address will not be published.