Psicólogo Alcalá de Henares - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcaladehenares@gmail.com

La autoestima en los adolescentes

La autoestima en los adolescentes

Cada vez es mayor el número de personas que son conscientes de la importancia que tiene para el bienestar emocional cuidar los niveles de autoestima. En parte, esta idea ha sido potenciada gracias a la eficacia de los programas de prevención de problemas de autoestima.

La base de estos programas es la idea de que no hay que esperar a que aparezca el problema, sino desarrollar la autoestima desde mucho tiempo antes de que ocurra. Y los colegios han apostado cada vez más en incluir estos programas dentro de las actividades de los alumnos, con el fin de fomentar el desarrollo de la autoestima infantil. En ellos se enseña a desarrollar un diálogo interno que sea positivo, a quererse uno mismo y a afrontar los desafíos no como un factor constante de estrés que no logramos resolver, sino como un desafío.

Porque una vez que se alcanza la adolescencia, la autoestima pasa a ser un valor básico porque es en esta etapa de la vida en la que se desarrolla la propia identidad. Se empieza a pensar en “quién soy”, en “qué piensan de mí los demás”, y en las posibilidades y el camino de la vida. Y todo esto tiene una gran relación con la autoestima.

Si durante la adolescencia se consigue desarrollar una elevada autoestima, hay muchas probabilidades de tener éxito porque los pasos que se den serán más seguros y firmes. De hecho, la autoestima alta ayuda a confiar en las propias virtudes y posibilidades. Y esto afecta a los estudios porque cuando un joven tiene una baja autoestima, su confianza en sí mismo es menor y puede tener peores resultados en los exámenes y las clases porque tenderá a pensar que es inútil el esfuerzo porque de todas formas su trabajo no llegará a buen puerto.

En cambio, un joven con una autoestima que sea saludable se enfrenta con más confianza, ánimo y fuerzas a las dificultades, los retos y los desafíos y de manera más autónoma, ya que por su personalidad fuerte no teme las relaciones, y su respecto por los otros y su sentido de la responsabilidad son mayores.

En la formación de la autoestima, así como en que ésta sea más baja o más alta, también influyen mucho los profesores, los familiares, los amigos e incluso los medios de comunicación. Por eso es muy conveniente que las personas más influyentes en el niño, sobre todo los padres, les traten y hablen de manera respetuosa, permitiendo que expresen su opinión y siendo comprensivos y pacientes si el niño comete una equivocación. Y sobre todo no gritarles, descalificarles o insultarles delante de otras personas.

Pero también es necesario no sobreprotegerles ni tener o demasiado pocas expectativas, o demasiadas, ya que será contraproducente y también tendrá efectos negativos en su autoestima.

Leave a comment

Your email address will not be published.