Psicólogo Alcalá de Henares - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcaladehenares@gmail.com

Cómo mantener una mentalidad positiva

Cómo mantener una mentalidad positiva

Para el desarrollo y el éxito tanto en el terreno personal como en el profesional, tener mentalidad y/o actitud positiva es una de las claves principales, porque lograr nuestros objetivos es algo que, en gran medida, depende de la actitud con que encaramos las circunstancias de cada día.

Y tener actitud positiva nos ayuda a mejorar nuestra salud y reducir nuestros niveles de estrés. Por tanto, esa actitud frente a la vida hará que seamos felices, y que los demás lo sean con nosotros. Y no sólo eso, sino que nos sentiremos mejor porque nuestros niveles de autoestima mejorarán considerablemente.

Por eso, a continuación vamos a ver una serie de consejos para poder mantener una mentalidad y una actitud positivas.

  • Nada es perfecto. No tenemos que pensar que no encontraremos ningún obstáculo y todo es color de rosa, sino aceptar que no hay nada perfecto y que es necesario un equilibrio.
  • Dejar de lado ese ideal de que la vida es como un cuento de hadas. No podemos controlar todo porque es algo imposible. Hay muchas cosas que no siempre saldrán como nos gustaría y que no están bajo nuestro control. Por eso no vale la pena malgastar nuestras energías ni frustrarnos. Esas cosas debemos utilizarlas como un aprendizaje para el futuro.
  • Aprender de lo malo. No hay que quedarse estancado en lo negativo, sino aprender de ello para no volver a cometer el mismo error. Analizando y haciendo frente a las experiencias es como se madura y, además, aumenta la autoestima. Y eso siempre es positivo.
  • Buscar siempre el lado bueno. En la vida todo cambia, y por mucho que tratemos de evitarlo pasan cosas malas. Pero hay que intentar ver siempre el lado positivo de toda situación porque tener mentalidad positiva consiste precisamente en saber encontrar el lado bueno de las malas experiencias. Y de todas podemos sacar una lección que nos haga más maduros o que de una mala situación surja una oportunidad para algo mejor. No se trata de negar lo malo que nos suceda, sino saber que también hay un lado bueno.
  • Tener amor propio. Si mejora nuestro amor propio, mejora también nuestra autoestima y eso hace que encaremos cada día el amino a la felicidad y al éxito. Por eso es importante que nos valoremos y que seamos conscientes de nuestras virtudes y capacidades, sentirnos orgullosos de los logros y no caer en la tentación de autocastigarnos por nuestros errores. Equivocarse es humano.
  • Practicar deporte. Ya hemos dicho en más de una ocasión que el ejercicio físico aumenta nuestro bienestar mediante la liberación de endorfinas y dopaminas, y disminuye el estrés. Y todo eso lleva a mantener una actitud positiva. No debemos olvidarnos de cuidar de nuestro cuerpo y nuestra mente.
  • Agradecer. Dar las gracias por las cosas que tenemos, sean del tipo que sean, es algo que debemos hacer siempre. Hay que agradecer tener amigos, familia, salud, o los caprichos que nos damos de vez en cuando y que otros no se pueden permitir. O agradecer simplemente estar vivos. Pensar cada día en esas cosas que nos hacen felices hace que los pensamientos frustrantes y negativos se mantengan alejados.
  • Sonreír. Una sonrisa hace que se liberen endorfinas y que nos sintamos más felices. Además, las emociones positivas hacen que afrontemos los baches con mejor actitud.

Leave a comment

Your email address will not be published.