Psicólogo Alcalá de Henares - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcaladehenares@gmail.com

Sentir soledad incrementa el riesgo de padecer demencia

Sentir soledad incrementa el riesgo de padecer demencia

A menudo se suele pensar que entre los factores de riesgo que llevan al desarrollo de la demencia se encuentran los genes, al vejez e incluso la comida basura. Pero un estudio añadió también la soledad como factor para esta enfermedad.

El impacto de la soledad y del aislamiento social (vivir solo, tener poco contacto social o pocos amigos, no tener pareja o no casarse) tiene en la salud, aunque han sido objeto de estudio no lo han sido en profundidad. Y eso fue lo que decidieron estudiar un grupo de investigadores en los Países Bajos. El motivo de esta investigación fue la tasa cada vez más alta de divorcios y de personas que envejecen, así como el porcentaje de personas que se sienten solas o viven aisladas socialmente.

Para el estudio, el Amsterdam Study of the Elderly, que hace un seguimiento de personas mayores para estudiar la demencia, la depresión y la muerte, seleccionó a 200 personas mayores, tanto hombres como mujeres. Al inicio del estudio, que tuvo una duración de tres años, todos los participantes vivían en sus domicilios y ninguno de ellos presentaba ningún signo de padecer demencia.

De ellos, el 46% vivía solo. Se trataba de personas solteras o que ya no se encontraban casadas. El 75% no tenía ningún tipo de apoyo social. Menos del 20% afirmaban sentirse solas.

Pasados esos tres años se realizó una batería de pruebas a los sujetos del estudio para evaluar tanto su bienestar como su salud mental, así como su capacidad para realizar tareas cotidianas y su capacidad físicas. En esa evaluación se les preguntó también si se sentían solos y se les realizaron pruebas para detectar signos de demencia.

Las pruebas demostraron que la soledad se encontraba entre los mayores factores de riesgo, siendo 2,5 veces más probable en las personas que estaban solas que en el resto. Así, mientras en las personas que no se describían como solitarias el porcentaje de sujetos que desarrollaron demencia fue del 5,7%, en el caso de las personas solas el porcentaje ascendió hasta el 13,4%.

Tras controlar otros factores, se hallaron otras conclusiones:

  • De las personas que vivían solas, el 9,3% desarrolló demencia. El porcentaje en las personas que vivían acompañadas fue del 5,6%.
  • Las personas solteras o viudas tenían entre un 70 y un 80% más de probabilidades de padecerla que las que estaban casadas.
  • El riesgo de desarrollar demencia en las personas que tenían apoyo social era el doble que en las que no lo tenían.

Leave a comment

Your email address will not be published.