Psicólogo Alcalá de Henares - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcaladehenares@gmail.com

Cómo ayudar a un niño con hiperactividad

Cómo ayudar a un niño con hiperactividad

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, o TDAH, describe a a niños que tienen importantes carencias para mantener su atención, regular sus impulsos y modular su actividad en sus interacciones, ya sean familiares, sociales o escolares.

De los trastornos que se diagnostican en niños que se encuentran en edad escolar, éste es el más frecuente, y se calcula que el porcentaje de niños que lo sufren es de entre el 3 y el 7%. Además, se da con más asiduidad en niños que en niñas.

Los niños con hiperactividad o TDAH cambian con mucha frecuencia de una actividad a otra, y les resulta difícil atender en las actividades que no les parecen excitantes. En los juegos les cuesta mucho esperar hasta que llega su turno, y cuando se les pregunta contestan de manera prematura y sin reflexionar, sin ni siquiera pensar en la pregunta. Además, cuando actúan no piensan en las posibles consecuencias.

No es habitual que se manifiesten todos los síntomas del TDAH en cualquier situación, sino que dependiendo de esta varían. Pero suelen empeorar si la situación les obliga a mantener su atención. En cambio, cuando el niño se encuentra en una situación en la que se le controla estrictamente, o en situaciones que le resultan interesantes o nuevas, los síntomas son mínimos.

En cambio, en situaciones en grupo los síntomas se dan con mayor frecuencia.

La sintomatología varía en función del género y la edad del niño. Pero, ¿qué se debe hacer para poder manejar en casa o en el colegio el comportamiento de un niño con hiperactividad?

  • No sobrecargarle con un exceso de trabajo.
  • Evitar los factores que puedan distraerlo.
  • Admitir y aceptar parte del movimiento que necesitan realizar. En clase, pueden encargársele a él los recados.
  • Darle más “recreos” fragmentando sus periodos en “turnos” de no más de 20 minutos o media hora, y dejarle descansar entre 5 y 10 minutos entre cada tarea.
  • Un niño con TDAH necesita sentirse valorado y reforzar la autoestima. Reforzarle positivamente es muy beneficioso.
  • Tener relojes a la vista ayuda a los niños con hiperactividad, ya que se les da mejor desenvolverse en ambientes fijos y, sobre todo, supervisados.
  • Potenciar aquellas actividades en las que destaca, así como reforzarlas.
  • Si hace algo mal, señalarlo, pero también indicar aquello que hace bien.
  • Al ser desorganizado, un niño con hiperactividad tiende a olvidar las cosas, como por ejemplo copiar mal los deberes del colegio. Una agenda será una gran ayuda.
  • Los niños con TDAH no recuerdan los castigos y, además, éstos no suelen ser efectivos con ellos. Es más recomendable definir metas a corto plazo y trabajar cada conducta.

Leave a comment

Your email address will not be published.