Psicólogo Alcalá de Henares - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcaladehenares@gmail.com

Mejorar la tolerancia cambiando de actitud

Mejorar la tolerancia cambiando de actitud

Hay un dicho según el cual la tolerancia es algo fácil de aplaudir, difícil de practicar y aún más difícil de explicar. Y es que a pesar de saber perfectamente que cada persona es diferente, que pueden no pensar igual que nosotros y que son libres de tener su propia opinión, no son pocas las ocasiones en que esto no lo llevamos a la práctica.

Mejorar la propia tolerancia es algo para lo cual tenemos que respetar las opiniones de los demás, aunque nos parezcan muy diferentes a la nuestra, y ser capaces de mostrarnos más comprensivos. Esto no quiere decir que demos de lado nuestro punto de vista, sino que debemos tener la capacidad de empatizar más para entender lo que piensan y opinan. Y es que la opinión es algo que nace y crece de las experiencias y situaciones de cada uno, y por ello tenemos que ser conscientes de que que a pesar de que cada uno es libre en su manera de opinar, también debe respetar lo que otros opinan.

La tolerancia es el respeto a las creencias de los demás, a sus prácticas y sus ideas, aunque sean contrarias y diferentes a las nuestras. Lo que no quiere decir que tengamos que aceptar todo cuanto nos digan otras personas, sino respetarlo aunque estemos defendiendo nuestras afirmaciones.

Cómo se más tolerante

  • No hay que tratar de imponer el propio criterio, sino saber escuchar el de los demás.
  • Pensar bien lo que vamos a responder antes de contradecir la opinión de alguien. A menudo enfadarse o perder los nervios hace que no se controle lo que decimos y nuestros argumentos, además de no solucionar nada, pueden herir al otro.
  • Es necesario empatizar y ponerse en el lado de la otra persona para comprender sus propias circunstancias y ser más tolerantes.
  • Nadie está en posesión de la verdad absoluta, ni es más inteligente por pensar de otra manera.
  • Si existen provocaciones el silencio es el mejor aliado, así como pedir respeto con calma para evitar aumentar la tensión.
  • Si dos opiniones se contradicen no es necesario entrar en una lucha para imponer una de ellas. Una actitud relajada aportando alternativas hace que la discusión no empeore.
  • Lo más importante es el respeto a los demás, así como a uno mismo. No sólo hay que exigir respeto al otro, sino también respetarse a uno mismo no hablando de temas que no nos resultan agradables. Pero siempre desde la calma y la actitud relajada.

Así mismo, existen actividades que ayudan a dejar de lado los prejuicios y a destacar la importancia de la tolerancia en nuestra sociedad, como las siguientes:

  • Colaborar con organizaciones y asociaciones de carácter social.
  • Tener relación con las personas que tenemos alrededor
  • Acudir a eventos de otras etnias, culturas y razas.
  • Tener diversidad de ámbitos y estilos en nuestras amistades.
  • Dar nuestra opinión o interrumpir cuando algo nos parece mal, pero siempre desde el respeto.
  • Participar en actividades con personas ancianas, así como hablar con ellas para conocer sus historias.
  • Pensar detenidamente en los estereotipos que encontramos en nuestra vida diaria y analizar si también los utilizamos consciente o inconscientemente.
  • Viajar y conocer otras culturas.

La tolerancia es una cualidad que cada uno debe desarrollar para poder convivir en armonía, de manera abierta y pacífica, y poder tratar con diferentes tipos de opiniones sin que sean motivo de enfrentamientos.

Leave a comment

Your email address will not be published.