Psicólogo Alcalá de Henares - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoalcaladehenares@gmail.com

¿Quieres mejorar tu autoestima? Sigue estos 5 consejos

¿Quieres mejorar tu autoestima? Sigue estos 5 consejos

En las consultas de psicología son bastante habituales los casos de personas que tienen problemas relacionados con la autoestima, cuya percepción de sí misma es bastante negativa y esto hace que no sepan encarar diferentes tipos de situaciones. Y también es habitual que no sea éste el motivo por el que deciden ir a la consulta, sino los problemas que a menudo son provocados por la autoestima baja como la tristeza, la depresión o la apatía.

Como sabemos, la autoestima es la valoración que hacemos sobre nosotros mismos, sobre nuestra manera de ser y comportarnos, y sobre cómo actuamos en las situaciones que encontramos diariamente. Esta valoración siempre es personal, se origina en nuestros pensamientos, que son el lenguaje interno con el que la mente nos habla de la manera en que actuamos, de cómo somos, y de las cosas que nos han pasado y que podrían suceder en un futuro.

Cuando este lenguaje interno parte desde nuestra negatividad, de manera que lo que hace es cuestionar el cómo somos y el qué hacemos, se produce un bajón en la autoestima que nos provoca apatía, tristeza y desánimo.

Cómo saber si tenemos baja autoestima
Existen diferentes síntomas que avisan de que nuestra autoestima pasa por un momento bajo. Estos síntomas no son siempre los mismos, se pueden dar 3 de ellos o más, y como se den todos tenemos que preocuparnos bastante.

Las personas con autoestima baja se juzgan a sí mismas todo el tiempo, y también pueden sentirse constantemente juzgadas por los demás. A la hora de tomar decisiones necesitan la aprobación de los otros, o tienen sensación de culpabilidad por cosas en las que no tienen responsabilidad. Su pensamiento se centra muy a menudo en sus defectos y puntos débiles y en las cosas negativas que les suceden. Además, se sienten inferiores, les resulta difícil defender su opinión o sus derechos, y creen no merecer las cosas buenas que les pasan.

Si se dan 3 de estos síntomas, o más, estamos ante una señal que nos avisa de la posibilidad de estar pasando por una época de autoestima baja.

Entonces, ¿como puedo elevar mi autoestima?
Hacer que el nivel de autoestima sea más alto es más fácil de lo que en un principio puede parecer. Pero, como en otras muchas cosas, tenemos que poner de nuestra parte y dedicarle tiempo y esfuerzo.

Vamos a ver algunos consejos para entrenar la autoestima:

  • Saber decir no y defender nuestra posición. Hay que ser capaz de decir “sí” cuando queremos, y “no” cuando nos negamos. Es cierto que a las personas con baja autoestima muchas situaciones les causan ansiedad, pero lo recomendable es afrontarlas hasta que la sensación se desvanezca. Hay que pensar en cuáles son las situaciones que provocan esa complicación para expresar las propias opiniones o defenderlas, y hacerles frente comenzando con la que resulta menos estresante y a continuación con las siguientes. Exponerse a las situaciones que causan problemas y tener éxito enfrentándose a ellas es la mejor manera de tener pensamientos positivos sobre la propia manera de actuar. Poco a poco, la ansiedad se hará cada vez más débil.
  • Tomar conciencia de nuestros puntos fuertes. Siempre decimos que hay que tener muy claros nuestros defectos pero también nuestros puntos fuertes. Una manera de hacerlo es preparar una lista de nuestras virtudes, elegir una cada día, y analizar de qué manera se ha manifestado esa fortaleza durante el día.
  • Pon a prueba tu negatividad. Cuando tenemos ideas negativas sobre nosotros mismos, pocas veces nos paramos a pensar lo suficiente si llevamos razón y esa opinión negativa tiene algo de certeza. Lo que debemos hacer con esa opinión es valorarla y buscar hechos y pruebas que demuestren nuestra valoración o la echen por tierra. Hay que dejar de lado los pensamientos sobre lo desastres que somos, sobre lo poco para lo que valemos o sobre las pocas cosas que hacemos bien.
  • Admitir los defectos y aceptarlos. Al igual que hemos dicho sobre las propias virtudes, los puntos débiles son algo de lo que también debemos ser conscientes y que, además, hemos de aceptar. Y aceptarlos quiere decir que dejemos la crítica constante y la valoración negativa continua. Analizar todo el rato nuestros defectos o juzgarlos cada vez que aparecen no sirve para nada. Y si lo hacemos, es mejor tratar de distraernos para quitárnoslos de la cabeza o realizar técnicas para alejar las preocupaciones.
  • Ejercicio físico. Esto casi siempre aparece entre los consejos para mejorar nuestra autoestima. Y la razón es que el ejercicio es una de las mejores maneras de cambiar los pensamientos negativos y combatir la ansiedad y la tristeza.